Blog

Abr042012

Una crisis de angustia es la aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos y que se inicia de un modo repentino. Se caracteriza por la presencia de cuatro o más de los siguientes síntomas:

  • palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  • sudoración
  • temblores o sacudidas
  • sensación de ahogo o falta de aliento
  • sensación de atragantarse
  • opresión o malestar torácico
  • náuseas o molestias abdominale
  • inestabilidad, mareo o desmayo
  • desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (sensación de estar separado de uno mismo)
  • miedo a perder el control o volverse loco
  • miedo a morir
  • parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
  • escalofríos o sofocaciones

Supone además una preocupación persistente por la posibilidad de que se desarrollen nuevos ataques así como por sus consecuencias (el miedo a perder el control, volverse loco o morir es una de las que más desestabiliza a estos pacientes, así como la sensación de presión torácica, que suele confundirse con los síntomas de un infarto).

Este ataque de pánico puede presentarse por sí solo, pero lo habitual es que se añada a la agorafobia, y tengamos el cuadro clínico de agorafobia con ataque de pánico (o trastorno de angustia con agorafobia).

 

 

El tratamiento para las crisis de angustia/ataques de pánico se basa también, como la mayoría de trastornos de ansiedad, en las técnicas de exposición, en este caso una exposición interoceptiva, a las propias sensaciones corporales desagradables. También se utiliza la reestructuración cognitiva, técnicas de relajación, de respiración, y de reflejo vagal. Su eficacia depende de la correcta aplicación de las mismas, bajo supervisión de un profesional.

 

 

Última actualización el Abr212012
Abr032012

AGORAFOBIA

Escrito por Jorge Gonzalvo
Blog
PDFImprimirE-mail

La agorafobia podemos entenderla como miedo a los lugares públicos, sobre todo cuando la persona se encuentra sola. Así por ejemplo el agorafóbico puede temer salir a la calle, utilizar transporte público o acudir a lugares concurridos (supermercados, cines, campos de fútbol...). Se acompaña además de una preocupación excesiva por las sensaciones corporales (palpitaciones, vértigos, mareos...) y por preocupación y miedo a sufrir una crisis de angustia (ataque de pánico).

Así, la persona con agorafobia sufre de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones de los que escapar pueda resultar difícil o embarazoso, o en los que pueda ser difícil recibir ayuda en caso de sufrir un ataque de pánico. Son personas que tienen miedo a salir a la calle o hacer cola en el supermercado por si sufren un mareo, un vértigo, o un repentino ataque de diarrea, o que temen cruzar túneles y puentes, o viajar en ascensor, porque al ser lugares cerrados y de difícil acceso, pueden no recibir ayuda si les "sucediese algo".

Todo este conjunto de situaciones agorafóbicas, donde temen sufrir el ataque de pánico, se evita o se soporta a costa de un gran esfuerzo y ansiedad. En muchos casos sólo pueden afrontarlas si van acompañados de otras personas, volviéndose por ejemplo incapaces de salir solas de casa.

No debe confundirse con la fobia específica de tipo situacional, ya que en ésta sólo se teme una situación concreta y puntual, dos a lo sumo, mientras que en la agorafobia se teme a todo un conjunto de situaciones que remiten a los espacios abiertos o de difícil acceso, con la preocupación añadida de poder sufrir un ataque de angustia y no recibir ayuda.

 

 

El tratamiento de la agorafobia se basa en las terapias de exposición y en técnicas de restructuración cognitiva. También se emplean técnicas de relajación, respiración y autoinstrucciones. Todo ello aplicado de forma sistemática y regulada por un profesional para su correcta realización.

 

 

Última actualización el Abr212012
   
Abr012012

FOBIA SOCIAL

Escrito por Jorge Gonzalvo
Blog
PDFImprimirE-mail

La fobia social puede entenderse como el miedo a ser evaluado negativamente por los demás. Se define como un temor acusado y persistente a una o más situaciones sociales o de actuación en público en las que la persona se ve expuesta a gente desconocida, o al posible escrutinio por parte de los demás. Quienes la padecen temen mostrar síntomas de ansiedad en estas situaciones, o comportarse de algún modo que pueda resultar humillante o embarazoso. Las personas con fobia social son capaces de realizar correctamente muchas tareas cuando lo hacen en privado, pero su conducta se deteriora cuando los demás les observan, por ese miedo que tienen a la evaluación social, pues temen "quedar como tontos".

Estas situaciones sociales provocan una respuesta de ansiedad intensa, que puede reconocerse (en ocasiones) como excesiva o poco razonable. De este modo, las situaciones sociales se evitan o se soportan con gran ansiedad. Estos síntomas generan un malestar psicológico importante e interfieren en la vida diaria de la persona.

Algunas de las situaciones sociales que se presentan como conflictivas son:

  • iniciar o mantener conversaciones
  • quedar con alguien o tener una cita
  • acudir a una fiesta
  • expresar desacuerdo o saber decir que no
  • telefonear (sobre todo a personas que no se conoce muy bien)
  • hablar con personas con autoridad
  • devolver un producto comprado que está en mal estado
  • mantener contacto ocular durante las conversaciones
  • hacer cumplidos y recibirlos
  • asistir a reuniones
  • ser el centro de atención
  • comer o beber en público
  • trabajar mientras le observan
  • usar urinarios públicos

La fobia social suele iniciarse en la adolescencia y sin el tratamiento adecuado es un trastorno crónico que puede complicarse en intensidad. Las personas que padecen este trastorno suelen estar solteras, por sus dificultades de relación, acostumbran a tener trabajos inestables y de baja remuneración, menos estudios, y a estar socialmente aisladas.

Es normal presentar algo de ansiedad en una primera cita o en una entrevista laboral, pero por regla general todos sabemos adaptarnos a la situación y defendernos en ella con mayor o menor acierto, sin embargo una persona con fobia social entra en una espiral de ansiedad cada vez mayor, que lo deja inhibido e incapacitado en estas situaciones.

No debe confundirse la fobia social con timidez, ya que en esta última el funcionamiento general está mejor conservado y las habilidades sociales son correctas, de modo que una persona puede ser tímida y defenderse correctamente en lo laboral o en las relaciones sociales; además la timidez se inicia en la infancia y la fobia social en la adolescencia.

 

 

La fobia social se trata mediante técnicas de reestructuración cognitiva, entrenamiento en habilidades sociales, técnicas de exposición y técnicas de relajación y respiración, aplicadas siempre bajo la supervisión de un terapeuta especializado.

 

 

Última actualización el Abr212012
   
Mar272012

FOBIA

Escrito por Jorge Gonzalvo
Blog
PDFImprimirE-mail

 

La Fobia Específica se define como un temor acusado y persistente que es desencadenado por la presencia, o anticipación, de un objeto o situación específicos. La persona con fobia puede así temer tanto a la presencia real del objeto fóbico, como anticipar el mismo, por ejemplo puede temer a una serpiente cuando se la encuentra en el campo, pero también puede evitar salidas campestres por si se encuentra con alguna serpiente.

Este miedo puede reconocerse como excesivo o irracional, pero a pesar de ello no puede controlarse ni evitarse, de modo que la persona con fobia presenta un malestar psicológico importante ante el objeto fóbico (o su anticipación). También pueden encontrarse con limitaciones importantes en su vida diaria: no salir al campo por si nos encontramos con una serpiente puede no parecer importante, pero vivir al lado de una plaza llena de palomas y no poder cruzarla porque se tiene fobia a los pájaros puede limitar mucho la vida diaria de las personas con fobia. Dependerá en cualquier caso del objeto o situación fóbico que cada uno presente.

Por lo general los objetos y situaciones fóbicas se evitan, pero también pueden soportarse a costa de una gran ansiedad y malestar psíquicos. La respuesta habitual ante la presencia del objeto fóbico es siempre una ansiedad o miedo elevados. La fobia específica es uno de los trastornos de ansiedad más frecuentes.

Se pueden distinguir cuatro tipos de fobia específica:

  • Tipo Animal: miedo a cualquier animal, aunque los más habituales son serpientes, arañas, insectos, gatos, ratones, perros y pájaros.
  • Tipo Ambiental: miedo a determinadas situaciones de la naturaleza, como son el miedo a las tormentas, al agua, o a las alturas.
  • Tipo Sangre/Inyecciones: miedo a ver sangre, recibir inyecciones, y observar o sufrir procedimientos quirúrgicos y situaciones médicas similares.
  • Tipo Situacional: miedo a determinadas situaciones, entre las que destacan el miedo a los espacios cerrados, a usar el ascensor, a ir en avión, a conducir, a cruzar túneles, a usar transporte público... entre otras.

Finalmente existe una categoría para aquellas fobias que no pueden englobarse en la clasificación anterior:

  • Otros Tipos: miedo a los payasos, disfraces, globos, miedo a asfixiarse...

 

 

El tratamiento de la fobia especifica suele llevarse a cabo mediante la técnica de la desensibilización sistemática, que es una exposición guiada y regulada al objeto fóbico, bajo supervisión de terapeutas especializados (no serviría una exposición incorrectamente planificada o "a lo bruto", que únicamente reforzaría la fobia). Se acompaña también de estrategias cognitivas, referidas al procesamiento de la información, errores de pensamiento, y un correcto procesamiento emocional de lo que ocurre en la situación fóbica, ya que la correcta aplicación de estas técnicas es clave para que la exposición tenga el éxito deseado. Otras técnicas que también suelen emplearse son la exposición interoceptiva, la tensión muscular aplicada (sobre todo para la fobia tipo sangre/inyecciones), técnicas de respiración y de relajación.

 

 

Última actualización el Abr212012
   

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de esta pagina web.

EU Cookie Directive Module Information