Relaciones Familiares

El objetivo aquí es mejorar las relaciones paterno-filiales:

 

 

 

 

 

En el caso de hijos pequeños, algunas de las áreas de actuación son:
  • Dificultades de conducta, enfados y rabietas.
  • Orientación familiar a padres de hijos hiperactivos o con otras necesidades especiales.
  • Dificultades del control de la orina o las heces.
  • Dificultades para dormir solos.
  • Potenciar estilos de apego seguros.
  • Fobias infantiles.
  • Problemas de alimentación
  • Niños infantilizados para su edad.
Cuando trabajamos con familias con hijos adolescentes hay que tener en cuenta que estamos en un momento vital caracterizado por el cambio y que entender y aceptar estos cambios puede ser difícil en algunas familias.

Las principales dificultades que pueden surgir en dicha etapa vital son:

  • Dificultades para alcanzar los logros propios de la edad (como buscar empleo o establecer relaciones sociales)
  • Abuso o dependencia de sustancias.
  • Adicción a internet, al teléfono o a los videojuegos.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Problemas de conducta.
  • Dificultades en la relación con los iguales.
Tras un proceso de divorcio la unidad familiar puede necesitar orientación

Hay que entender que son los cónyuges quienes se separan, pero que los hijos no se divorcian de sus padres.

Las áreas de actuación en esta situación serían:

  • Ayudar a la adaptación a la nueva situación
  • Orientar para la correcta ejecución de los nuevos roles
  • Cómo explicarles la separación a los hijos y entender cuáles pueden ser sus posibles reacciones
  • Aprender nuevas formas de comunicación entre los excónyuges acordes a la nueva realidad.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de esta pagina web.

EU Cookie Directive Module Information