Jul102012

ESQUIZOFRENIA

Escrito por Jorge Gonzalvo
PDFImprimirE-mail

La esquizofrenia tiene su inicio al final de la adolescencia o al principio de la vida adulta. Es una enfermedad crónica y grave, que cursa con episodios que requieren hospitalización por la gravedad de sus síntomas; estos episodios se los conoce como "brotes psicóticos".

Los síntomas característicos de la esquizofrenia son la presencia de:

  • ideas delirantes (p.ej. de referencia, donde la persona tiene la convicción de que todos hablan de él y le critican)
  • alucinaciones (p.ej. voces que comentan lo que la persona piensa, o varias voces que hablan entre ellas; también alucinaciones visuales, olfativas, táctiles...)
  • lenguaje desorganizado (p. ej. descarrilamiento frecuente o incoherencia)
  • comportamiento catatónico o gravemente desorganizado
  • síntomas negativos, por ejemplo, aplanamiento afectivo, alogia o abulia

Estos síntomas suponen una disfunción sociolaboral importante, soliendo estar presente también una falta de cuidado e higiene personal. Se necesita un mínimo de seis meses con la sintomatología para realizar el diagnóstico. Por lo general, suele estar presente la sintomatología negativa (aquello que está "de menos"), es decir, la falta de actividad, desmotivación, falta de expresividad emocional... Y en los momentos de brote la sintomatología positiva (aquello que está "de más") le toma el relevo, es decir, cobran fuerza las alucinaciones y los delirios.

La medicación antipsicótica suele eliminar o reducir los síntomas positivos, dejando intactos o aumentando los negativos.

La esquizofrenia puede ser de tipo paranoide (caracterizada por ideas delirantes y alucinaciones auditivas, sin lenguaje desorganizado, comportamiento catatónico ni aplanamiento afectivo, y siendo el contenido del delirio la idea de ser perseguido-criticado por los demás), desorganizada (con predominio del lenguaje y comportamiento desorganizado, y una afectividad plana, soliendo estar ausente la sintomatología positiva), catatónica (con síntomas de inmovilidad motora, catalepsia, rigidez... o su contrario, es decir, una gran agitación motora sin propósito alguno, así como negativismo extremo, movimientos y posturas extrañas, del tipo balanceos, muecas, o posturas forzadas y rígidas, y también ecolalia o ecopraxia, que consiste en un lenguaje repetitivo). Otros tipos "menores" son el indiferenciado o el residual.

Las personas esquizofrénicas además sufren emociones negativas por su enfermedad, tales como depresión, ansiedad, ira, ideación-conducta suicida, deterioro cognitivo en las áreas de la atención, memoria y pensamiento abstracto, y déficit en el funcionamiento social y en las relaciones interpersonales.

El tratamiento debe ser farmacológico y psicoterapia, combinando ambas modalidades. La psicoterapia se centra en reducir las fuentes de estrés, que agravan la sintomatología, y en potenciar habilidades de afrontamiento. Hay que tener presente que la esquizofrenia no se cura nunca totalmente, pero sí que puede lograrse un mayor ajuste y reducir la gravedad de los síntomas.

Los pillares de la terapia psicológica son dos: la familia y el paciente. A nivel familiar se trabajan aspectos como pautas de orientación para los momentos de brote de la enfermedad, así como habilidades de solución de problemas y de comunicación en el contexto familiar. A nivel individual se trabajan habilidades sociales con el paciente, para reducir su ansiedad, depresión y mejorar relaciones sociales. También se trabajan otros síntomas tales como la ira, la ideación suicida, las voces/alucinaciones auditivas, y las ideas delirantes. Así mismo puede ser necesario trabajar el abuso de sustancias, que suele estar presente en estos pacientes. También se emplean técnicas para potenciar el autocuidado personal y la autonomía.

Última actualización el Jul102012

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de esta pagina web.

EU Cookie Directive Module Information